DESCUBREFOL

Inicio » Uncategorized » ¿Es mi ciclo formativo la”meta”, o el “punto de partida”?

¿Es mi ciclo formativo la”meta”, o el “punto de partida”?

Cuando estudiamos un ciclo formativo, estamos haciendo casi todo lo necesario para acceder al mundo laboral, pero al terminar nuestros estudios, llegamos a la conclusión de que tenemos que seguir formándonos para encajar nuestra candidatura con las demandas del mercado.

Por ello, podemos afirmar que la obtención del título nos sitúa en “el punto de partida”, exactamente el mismo en el que se encuentran el resto de titulados. Entonces, ¿Por qué van a elegir las empresas nuestra candidatura en primer lugar? ¿Cómo podemos diferenciarnos? ¿Podemos ganar tiempo para tratar de hacer nuestra búsqueda exitosa?

Aunque hacer lo que voy a decir a continuación puede resultar más difícil, merece la pena intentarlo si tenemos claro hacia dónde queremos enfocar nuestra carrera profesional. Conseguir la especialización partiendo de nuestro ciclo formativo siempre va a suponer un camino más corto hacia la contratación.

Por poner un ejemplo, si estamos estudiando un Grado Medio en Cuidados Auxilares de Enfermería, cuando terminemos nos encontraremos en el “punto de partida” citado con anterioridad. Esto ocurre sobre todo en titulaciones en las que se exige como requisito mínimo para la contratación la posesión del ciclo formativo. Entonces, ¿Cómo podemos hacer que nuestro currículum esté entre los elegidos para una posterior entrevista?

office-889884_960_720.jpg

Imaginemos que un sector que nos atrae para ejercer nuestra profesión es la geriatría, uno de los sectores de la sanidad que más capital humano demandará en los próximos años.  Para mejorar nuestras posibilidades de contratación, podemos seguir estos consejos:

  1. Saca un listado de los centros de geriatría que hay en las ciudades en las que te gustaría trabajar.
  2. Estudia los servicios que ofertan, así podrás saber en qué basan su oferta. Si crees que te falta información, no dudes en llamar a la empresa y verás cómo te facilitarán los datos que necesites. Presta también atención a las futuras ampliaciones de servicios en los centros ya abiertos, y a las próximas aperturas de hospitales y clínicas.
  3. Busca las últimas ofertas de empleo (por ejemplo, en los dos últimos años) que se han publicado en las provincias que te interesan y fíjate en qué perfiles profesionales demandan.
  4. Clasifica, a partir de la información extraída de lo expuesto en los dos puntos anteriores, las competencias y las áreas formativas en las que necesitas mejorar. Divídelas en grandes grupos para simplificar el trabajo.
  5. Elabora un plan: éste incluirá un listado de cursos que pueden completar tu formación y te llevarán a la especialización. Si alguno de ellos incluye prácticas, trata por todos los medios de realizarlas y dejar una buena impresión (lee el artículo “Prácticas en empresa, ¿oportunidad o trámite?”, que incluye consejos para aprovechar mejor las prácticas), ya que puede ser el primer paso para obtener posteriormente un empleo.
  6. No te agobies. Si has elaborado un plan equilibrado que te permita compaginar el ciclo formativo con los cursos de formación, verás que el esfuerzo ha merecido la pena.

Cito algunas áreas que podrían ser interesantes para formarse en el ejemplo anterior:

  • Cuidados integrales a pacientes geriátricos.
  • Demencia y Alzheimer.
  • Atención geriátrica a enfermos mentales.
  • Ansiedad y depresión en pacientes geriátricos.
  • Cuidados paliativos en geriatría.

En el caso de estudiantes del Ciclo Formativo en Educación Infantil, algunas áreas específicas para formarse podrían ser:

  • Nutrición infantil.
  • Psicomotricidad infantil.
  • Rincones de juegos.
  • Monitor/a de Aula Matinal.
  • Desarrollo cognitivo, sensorial y motor.
  • Talleres de juegos.

Creo que es importante decir que junto a esta formación específica, existe formación de tipo transversal que siempre aumentará nuestra empleabilidad, como los idiomas, la lengua de signos, la atención al cliente, la ofimática y la formación en habilidades sociales.

Si nuestro objetivo es trabajar para la Administración, antes de elaborar nuestro plan, sería aconsejable informarnos sobre los requisitos de formación y los méritos necesarios para entrar en bolsas de empleo. Esto nos permitiría adaptarlo.

Existe una amplia oferta de formación, tómate el tiempo necesario para seleccionar los cursos que necesitas y pregunta bien todo lo que te interesa (contenidos, horarios, precios,…).

En definitiva, podemos afirmar que el CICLO FORMATIVO NOS PONE EN EL “PUNTO DE PARTIDA”, PERO LA ESPECIALIZACIÓN NOS DIRIGE HACIA LA “META”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: