DESCUBREFOL

Inicio » Uncategorized » Las especialidades preventivas

Las especialidades preventivas

La ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, establece que uno de los principios básicos para luchar contra los riesgos laborales es tratar de evitarlos, y si esto no fuese posible, combatirlos desde su origen. Para esto, la empresa dispone de una serie de técnicas preventivas. Estas son:

Seguridad en el trabajo: se centra en el estudio de las condiciones del puesto de trabajo (suelos, paredes, techos, escaleras, …)  y en los equipos de trabajo (máquinas, carros, ordenadores, …). Algunos ejemplos de riesgos evitables con esta técnica serían:

  • Caídas al mismo nivel.
  • Atrapamientos.
  • Choques contra objetos.
  • Quemaduras.

El principal fin de esta técnica es evitar que se produzcan accidentes de trabajo.

Higiene industrial: analiza la presencia de contaminantes químicos (polvo, gases, humos…), físicos (ruido, luz, temperatura…) y biológicos (bacterias, virus, hongos…) en el ambiente. Veamos algunos ejemplos de riesgos evitables con esta técnica:

  • Exposición a condiciones de iluminación inadecuadas.
  • Exposición a temperaturas muy altas o muy bajas.
  • Infestación por virus o bacterias.
  • Exposición a niveles de ruido insalubres.

El principal fin de esta técnica es evitar que se produzcan enfermedades profesionales.

Psicosociología: centra su atención en factores relacionados con la organización del trabajo (tareas, responsabilidades, jerarquía…), y estudia cómo ésta puede afectar a la salud psicológica de los trabajadores/as. Algunos ejemplos de riesgos evitables con esta técnica serían:

  • Sobrecarga de trabajo.
  • Reparto inadecuado de tareas.
  • Monotonía y falta de variedad en las tareas.
  • Relaciones insatisfactorias con otros trabajadores de la empresa.

El principal fin de esta técnica es evitar los daños psicológicos que el trabajo puede provocar en los trabajadores.

Ergonomía: estudia el diseño de los puestos de trabajo para adaptar éstos de la mejor manera posible a las características de cada trabajador. A continuación detallamos algunos ejemplos de riesgos evitables con esta técnica:

  • Lesiones por mantenimiento de posturas inadecuadas.
  • Lesiones por ejecución de movimientos repetitivos.
  • Fatiga muscular.
  • Fatiga por excesivo esfuerzo intelectual.

El principal fin de esta técnica es la búsqueda del encaje entre trabajador y puesto de trabajo, para evitar la aparición de fatiga física o mental.

Medicina del trabajo: esta técnica consiste en vigilar la salud del trabajador y tratar los daños a la salud provocados por accidentes y enfermedades profesionales. Algunos ejemplos de actividades desarrolladas mediante  esta técnica serían:

  • Reconocimientos médicos periódicos.
  • Curación de enfermedades y lesiones provocadas en el entorno laboral.
  • Rehabilitación.

El fin de esta técnica es mantener un buen estado general de salud en los trabajadores.

attention-297169_960_720

Espero que este resumen os ayude a comprender mejor las especialidades preventivas y su contribución al mantenimiento del buen estado de salud de los trabajadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: