DESCUBREFOL

Inicio » Uncategorized » Sector agrario. Riesgos derivados de las condiciones de trabajo

Sector agrario. Riesgos derivados de las condiciones de trabajo

Para estudiar los riesgos derivados de las condiciones de trabajo, debemos partir de la definición legal de “condición de trabajo”. El artículo 4 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre de Prevención de Riesgos Laborales la define como “cualquier característica del mismo que pueda tener una influencia significativa en la generación de riesgos para la seguridad y la salud del trabajador. Quedan específicamente incluidas en esta definición:

  • Las características generales de los locales, instalaciones, equipos, productos y demás útiles existentes en el centro de trabajo.
  • La naturaleza de los agentes físicos, químicos y biológicos presentes en el ambiente de trabajo y sus correspondientes intensidades, concentraciones o niveles de presencia.
  • Los procedimientos para la utilización de los agentes citados anteriormente que influyan en la generación de los riesgos mencionados.
  • Todas aquellas otras características del trabajo, incluidas las relativas a su organización y ordenación, que influyan en la magnitud de los riesgos a que esté expuesto el trabajador”.

Los principales riesgos a los que los trabajadores agrarios están expuestos son:

  • Carga física
  • Condiciones climáticas.
  • Riesgos de origen biológico.
  • Factores psicosociales.

Carga física

Definimos la carga física como el conjunto de demandas de tipo físico a las que los trabajadores están sometidos durante su jornada de trabajo. Las principales lesiones que pueden sufrir pueden producirse en las extremidades superiores, cuello y espalda. Pueden ser lesiones en músculos y articulaciones.

El manejo de cargas deberá realizarse según lo establecido en el Real Decreto 487/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores.

Medidas preventivas para evitar riesgos derivados de la carga física

  • Formar al personal en manipulación de cargas.
  • Diseñar el puesto de trabajo ajustándolo a las características de los trabajadores.
  • Establecer chequeos médicos periódicos para comprobar el estado de salud del personal.
  • Utilizar maquinaria que permita el levantamiento y transporte de cargas.
  • Evitar el levantamiento de cargas que excedan de los veinticinco kilos. Para ello ayudarse de medios como carretillas, elevadoras automáticas, o levantar los pesos entre dos personas.
  • Realizar descansos y estiramientos cuando haya que realizar movimientos repetitivos.
  • Alternar diferentes tareas.
  • Seleccionar herramientas y útiles de trabajo que permitan realizar los trabajos sin realizar sobreesfuerzos.

wheelbarrow-1988038_960_720

Condiciones climáticas

El Real Decreto 486/1997, establece en lo que a condiciones climáticas se refiere, que éstas “no podrán suponer un riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores”.

El punto 5 del anexo III del citado Real Decreto determina que “en los lugares de trabajo al aire libre y en los locales de trabajo que, por la actividad desarrollada, no puedan quedar cerrados, deberán tomarse medidas para que los trabajadores puedan protegerse, en la medida de lo posible, de las inclemencias del tiempo”.

Por lo tanto, los principales riesgos a los que los trabajadores estarán expuestos serán quemaduras, golpes de calor, sobreexposición a rayos ultravioleta, etc.

Medidas preventivas para evitar riesgos derivados de las condiciones climáticas

  • Beber agua con frecuencia.
  • Trabajar en las horas de menos calor del día.
  • Adaptar el ritmo de trabajo a las características de cada persona.
  • Utilizar gorros, gafas de sol y cremas de protección solar.
  • Cuando haya que trabajar en condiciones de calor extremo, establecer rotaciones de trabajadores con la frecuencia necesaria.
  • Formar a los trabajadores para que reconozcan los síntomas de los trastornos por calor.
  • No beber alcohol, café o bebidas muy azucaradas.
  • No comer en exceso, ni tomar comidas pesadas o copiosas.

Riesgos de origen biológico 

El riesgo de zoonosis (contagio de enfermedades provinientes del contacto con animales) puede estar presente los trabajos del sector agropecuario. Este contagio puede producirse principalmente por mordeduras, arañazos o picaduras.

Las medidas a adoptar cuando trabajamos directamente con animales se regulan en el Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.

Medidas preventivas para evitar riesgos de origen biológico

  • Impartir formación en métodos y técnicas de trabajo con animales, haciendo hincapié en los riesgos y técnicas preventivas a adoptar.
  • Realizar reconocimientos médicos periódicos para controlar el estado de salud de los trabajadores.
  • Realizar campañas de vacunación específicas para los trabajadores.
  • Facilitar a los trabajadores equipos y ropa específicos de trabajo.
  • Hacer reconocimientos médicos periódicos a los animales, para identificar a aquellos que están enfermos y que pueden suponer un riesgo de zoonosis.
  • Establecer protocolos que garanticen la limpieza, y en caso de ser necesario, la desinfección de las áreas en las que están los animales.
  • Ventilar bien todas las zonas de trabajo.
  • Limpiar y desinfectar los utensilios y herramientas de trabajo.
  • Señalar adecuadamente las zonas de riesgo.
  • Establecer protocolos de desecho biopeligroso.

Riesgos psicosociales

Los riesgos de tipo psicosocial son los relacionados con el puesto de trabajo y el entorno laboral, y pueden ser provocados por factores como el estilo de dirección, las relaciones con los compañeros de trabajo, la organización de las tareas, la carga de trabajo, etc. Estas circunstancias pueden derivar entre otros, en situaciones de estrés, ansiedad, depresión y mayor predisposición a contraer enfermedades.

stress-391654_960_720.jpg

Medidas preventivas para evitar riesgos de origen psicosocial

  • Realizar una planificación de tareas compatible con las capacidades de los trabajadores.
  • Asignar a cada trabajador una relación clara de funciones.
  • Realizar descansos durante la jornada, especialmente después de sobreesfuerzos o realización de trabajos en condiciones extremas.
  • Compensar las horas extraordinarias con descansos.
  • Explicar a los trabajadores los sistemas de retribución y asignación de responsabilidades, teniendo en cuenta las aportaciones que éstos puedan hacer.
  • Establecer un plan de acogida para nuevos trabajadores.
  • Facilitar a los trabajadores todos los medios necesarios para realizar el trabajo de forma saludable.
  • Motivar a los trabajadores facilitándoles conseguir los objetivos establecidos y reconociéndoles sus logros.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: